Páginas

martes, 10 de noviembre de 2009

Curso de Acuarela (3)











En esta ocasión estuvimos pintando en la Plaza de la Iglesia, todo un espectáculo el ver a estos magnificos pintores rodeando toda la plaza, y cada uno de ellos en sacar su trabajo adelante con entusiasmo, a pesar del calor que hacía esa mañana.

4 comentarios:

sedemiuqse dijo...

Viendo lo mismo cada uno pintará distinto.....Eso es mágico, parece que vemos lo mismo pero no.

La expresión de los ojos del artista pasan a sus manos dirigidas por su halo de luz.

Besitos y amor
je

Montserrat Llagostera Vilaró dijo...

Es un regalo poder contemplar a esa juventud, pintando y dibujando, expresando el arte que llevan dentro.
El otro día en el casco viejo de Valencia, cerca de la Plaza de la Virgen también vi a muchachas y muchachos, captando con su lápices y pinceles las bellezas de este entorno.
Un abrazo desde Valencia.Montserrat

Alvaro Peña dijo...

Sede: es la gracia de la pintura, sino simplemente sería una copia de la realidad.

Monserrat: Si, era una buena visión el contemplar a tantos pintores reunidos en una sóla plaza. Aunque había jovenes y no tan jovenes. Eso si era un milagro poder dar clase sin importar la edad

Rosa Cáceres dijo...

La edad no importa para aprenbder, como tampoco importa para la amistad, afortunadamente. Si importara...avíados estaríamos.
Un gozo estrar ahí, envidia- cochina y verde como un limón verde- es la que tengo jajaja