Ir al contenido principal

El Domingo, sofá (7)


En esta ocasión dediqué mi domingo,sofá a un gran personaje murciano y además muy buena persona que he conocido hace un tiempo, se trata del articulista de la Opinión Enrique Nieto y que además podréis comprobar que los molinos son periódicos. Tengo en marcha mi cuarto libro y el gustosamente me ha escrito el prólogo, un prólogo de lujo.

Comentarios

cabopá ha dicho que…
Ya lo vi,ya....yo lo leo a veces creo que ser clumnista es muy fácil..ja,ja,ja...besicos...Espero a ver a quién se lo dedicas el proximo sofá....jajajaja
Esperaremos, el sofá dominguero, y ese próximo libro que nos anuncias.
Alvaro Peña ha dicho que…
cabopá: Normalmente no los dedico a nadie, en esta ocasión fué una excepción porque se lo merecía.
Paco: En septiembre tendrás noticias de él...por supuesto que serás invitado al acto de presentación.
Anónimo ha dicho que…
Yo no invitaría a gente que no sabe distinguir entre paganismo, laicismo y ateísmo (jeje)

Elena (Antropóloga)
tejedora ha dicho que…
¡¡¡¡¡Me pillo ser funcionaria para la cafetería!!!!! Se notan las ganas que tengo de ser funcionaria.
Álvaro: Me alegra que estés de vacaciones. Disfruta y pásalo muy bien. ¿Estás en el Caribe? :P
Un abrazo y me río mucho con la tira de “El Domingo, sofá”.
Rosa Cáceres ha dicho que…
Cuánto me gusta el motivo de los molinos de viento,por dos razones: soy devota de D. Quijote y además de Cartagena y sus molinos de viento.
Lamento no conocer al personaje central, pero con lo que dices de él ya me parece persona admirable. Lo de la mano, en sustitución del pie de página, genial. El bulo del Caribe, jajajaja, me parece a mí que como te pille por La Azohía, se quedá en ná. Lo de Papá Noël, que me ha dao penica y tó el pobretico, en paro tó el año, menos un día, como las condenas, pero al revés jajaja
Anónimo ha dicho que…
Siempre habrá molinos de viento contra los que luchar, por eso a los racistas del siglo XXI les puede dar un yuyu leyendo a Spencer Wells. Y es que "la ciencia ya no es una cuestión de fe". I'm sorry.

Spencer Wells, genetista y director del "Proyecto Genographic"(ADN), da a conocer sus investigaciones más recientes:

a)"Nuestros antepasados", cuya primera edición en castellano data del 2007

b)"La travesía del hombre", un documental elaborado por la prestigiosa revista "National Geographic".

100.000 muestras de sangre analizadas

La genética nos cuenta que provenimos de unos humanos que vivían en el este de África hace 60.000 años y emigraron hacia Asia, por la costa, hasta llegar a Australia hace 50.000 años. Otra oleada de emigración, de la que proceden también la mayoría de los africanos, viajó hace 45.000 años a Oriente Medio y Asia Central y, desde allí, unos fueron hacia Europa (hace unos 35.000 años) y otros a Siberia (hace 20.000 años), de donde cruzaron a América”.

Wells remite a toda la raza humana a unos pocos abuelitos africanos que vivieron hace 60.000 años: es el responsable de una iniciativa a escala global para registrar el ADN de la humanidad y, a partir de eso, establecer sus orígenes, los cambios que ha ido sufriendo y los movimientos migratorios de la población.

El proyecto Genographic -solventado por IBM, National Geographic y la Waitt Family Foundation- tiene dos componentes claves que se complementan. Por un lado está el trabajo de campo, que realizan los integrantes del equipo científico y consiste en documentar el material genético de los pueblos aborígenes. Ellos permiten conocer de primera mano lo que sucedió con la raza humana, pues, como explica Wells, “hay personas que no se han movido en decenas de miles de años y mantienen una conexión con su pasado. Nos dan una visión más clara del aspecto que tenían los antepasados. Gracias a ellos podemos ver cómo se han movido por el mundo”.

Su conclusión es rotunda y aplastante: “todos los seres humanos somos primos y estamos conectados por los antepasados. Es importante saber que las razas no existen”.

Elena (antropóloga)

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…