Ir al contenido principal

Señor protégenos...


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Por fin alguien se atreve a declarar publicamente la aberración de dejar libre a un asesino de 25 personas.Este personaje no debería de haber salido nunca de la carcel, y no me refiero en esta condena sino en la anterior.
Vayase Señor Zapatero, ¡Vayase¡
Ramón Villaplana ha dicho que…
Jaja pobre niño, se le ha ido la pinza al pobre de tanto ver el telediario (y no es para menos). Un abrazo.
malagon ha dicho que…
muy bueno
luchoblog ha dicho que…
buenisimo, me encnata tu humor
LUCHO LUNA desde argentina, gracias por el comentario en mi blog
diego ha dicho que…
muy bien hecho tu blog, me gustan tus dibujos, ojala pudiera reirme de tus chistes politicos, pero soy de argentina :s . sigue tu lucha, suerte
diego
Alvaro Peña ha dicho que…
Gracias por visitar mi blog, amigo diego.
Saludos

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…