Ir al contenido principal

Ramón Gaya descansando


De nuevo os presento un nuevo cuadro de la colección que estoy realizando sobre Ramón Gaya, y que espero que alguna vez termine e incluso exponga.

Comentarios

angel almela ha dicho que…
La luz llega para vestir todas las cosas creadas con unos colores idénticos y sin cesar nacidos, virginales.
Me gusta.
SOMOS EL TIEMPO
http://aalmela.blogspot.com )
Ramón Villaplana ha dicho que…
Preciosa imagen. Espero impaciente esa exposición. Un abrazo.
Alvaro Peña ha dicho que…
Hola Angel, ya he isto tu blog y te seguiré, estaremos en contacto. Gracias.
Ramón: hacía tiempo que no te veia por aquí, gracias por tu comentario, la verdad es que tengo ya varias cosas sobre RG, no se como enfocar esa exposición, pero me gustaría hacerla alguna vez. Intentaré presentarla en algún sitio.
Rosa Cáceres ha dicho que…
¿Qué otros, sino los claros tonos luminosos del Mediterráneo, se pueden usar para una imagen como esta, que pertenece al etéreo recuerdo?
La reminiscencia se hace amable, dulce incluso, bajo la luz del sol que casi casi se siente al contemplar este cuadro.
El cariño devoto, la admiración sentida a un maestro de la pintura como fue-como es, como será siempre- Ramón Gaya ha sido la inspiración para esta magnífica acuarela, perteneciente a la serie que Álvaro Peña -émulo del retratado- realiza con la nobleza de quien no olvida ni quiere permitir que otros olviden una figura como la del pintor murciano que supo captar genialmente la cálida claridad de su tierra.
¡Estupendo cuadro, conmovedor retrato! verdaderamente cautiva por la naturalidad de la pose.
Alvaro Peña ha dicho que…
Gracias Rosa, realmente tienes razón, lo admiro, y eso que no llegué a conocerlo, pero visito de vez en cuando su museo y disfruto como un enano con su obra, estoy intentando rememorar su figrua rodeado de sus cuadros.
Ya iré poniendo más sobre él
Salvonimus ha dicho que…
Me encanta le luz q le das a los cuadros...
Muy natural, emana tranquilidad, algo q note en él en la conferencia a la que fui hace muchos años...
PD:la cabeza "casi" no se ve.
PDD:A veces soy algo borde...
Alvaro Peña ha dicho que…
Me alegro que te guste la luz y la relajación del persojale, lo de la cabeza es porque se ve grande???
Anónimo ha dicho que…
Es "certero" este homenaje a Ramon Gaya. Volvemos a encontrar lo mas sutil, fino y vivo de Gaya. Enhorabuena! El "exercicio" que propones esta hecho como diria RG "a la distancia justa". Me permito preguntarte por un cuadro que seguro que en cuanto que admirador de Gaya conoceras: sabes quel es el paradero del cuadro "antigua cortesana"?
Manuel BP

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…