Ir al contenido principal

El Estudio de Ramón Gaya

Con las fotos que he podido recopilar y con catálogos de su obra he recreado como sería una de las paredes del estudio de Ramón Gaya, ya os he traido en otras ocasiones algunas imágenes de Gaya, por lo que se puede apreciar a simple vista que me gusta bastante. Un gran genio que murió hace pocos años. Si esto sirve, se lo dedico a él.

Comentarios

Antonio Verdú Asís ha dicho que…
Preciosa la composición que bien pudiera ser el estudio de Gaya. A ver si recreas el tuyo, sería digno de admirar.
Alvaro Peña ha dicho que…
Gracias por tus palabras, pero prefiero recrear el de Gaya ya que pienso que tiene un aire más poetico, el mio es más funcional
Ana Belio ha dicho que…
Debe de estar de lo más alegre allá entre las nubes.

Eres único Álvaro.

Un beso.
Alvaro Peña ha dicho que…
Ojalá, gracias Ana
LUCHO LUNA ha dicho que…
que buena acuarela. me fascina esa tecnica. a veces la implemento para los concursos.
saludos alvaro un placer pasear por tu blog
LUCHO
Rosa Cáceres ha dicho que…
Otra vez más nos asombras a todos con tu fina sensibilidad a la hora de recrear ambientes.No has dudado en la elección de la paleta a escoger: azules y grises pastel, casi desvaídos, diluidos en una especie de luz dulce y apacible, sugeridora de nostalgias y añoranzas, todo un poema visual al que pone su acento cada detalle certeramente presentado. A la izquierda del boceto del huertano sentado ( el eterno símbolo de lo murciano, el recuerdo de la cansera cantada por el poeta) una copa de agua cristalina (el tesoro más apreciado por el murciano)medio llena, medio vacía quizás, y un poco atrás, la sencillez franciscana de un vaso que sirve de humilde florero a dos flores de descolorido tono magenta.
Carolin ha dicho que…
Que gran homenaje le haces a Gaya con esta composición, él debe estar contentísimo y agradecido donde quiera que esté.

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…