Ir al contenido principal

El Oráculo de los Dioses


La última viñeta de mi sección en el Periódico La Opinión se la dedique a dos amigos de un programa de Televisión Murciana Tinta del Lunes, y ellos son D. Luis y D. Adolfo, dos porfesionales como la copa de un pino que no dejan títere con cabeza

Va por ellos!!!

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Nunca me habían llamado "porfesional" pero siempre hay una primera vez.

Muchas gracias por la viñeta, no te puedes imaginar la ilusión que le ha hecho a mi madre.

Un abrazo y sigue así.

D. Adolfo (bastida@um.es)

0.007d0
Alvaro Peña ha dicho que…
Bienvenido a mi blog D. Adolfo, es todo un honor para mi el tenerle entre mis amigos.Muy biueno el último programa. Me alegro que os gustara la viñeta, ya sabes donde me tienes.Saludos
Anónimo ha dicho que…
A su madre y a su hermana. Eso de ver a tu hermano, más conocido como D. Adolfo, en una caricatura del periódico cuanto menos es chocante y divertido.
Alvaro, no le hagas caso a mi hermano esta perfecto ni un pelo más ni uno menos. Y qué decir de D. Luis ... clavadito.
Tan sólo decirte que enhorabuena.

La hermana de D. Adolfo.
Alvaro Peña ha dicho que…
ESto si que es una autentica sorpresa ¡La hermana de D. Adolfo!, La verdad es que cuando lo dijo pensé lo mismo me he quedado corto, pero luego me di cuenta que estaba el cabello justo.
Gracias por pasarte por mi blog y por tus palabras.
Joaquin ha dicho que…
El porqué de D. Luis y sin embargo Adolfo a secas. La viñeta parece un "retrato" más bien algún cabello de mas. El dia que a mi vecino le guste el futbol y se interese por el Madrid (Real), será casi perfecto.

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…