Ir al contenido principal

LaTaberna de los sueños perdidos


Comentarios

Anna ha dicho que…
La taberna de los sueños perdidos...qué bonito título para un dibujo que deja tantas cosas a la imaginación.

Luego me dices a mí pero...haces estas cosas y...¿te quedas cómo si tal cosa?.

Besos.
Alvaro Peña ha dicho que…
es que estoy aprendiendo de tu forma de escribir, que me encanta. La verdad que me has abierto un poco los ojosa cosas que antes no me fijaba. Si alguna vez haces un libro me gustaría ilustrártelo,seguro que podría quedar fantástico.
Gustavo Pinela. ha dicho que…
¿Te he dicho ya que me encanta cuando haces este tipo de ilustracion más "pictorica"?, tus muñequitos son geniales, pero cuando lo haces asi, como con más libertad... es insuperable.
Anna ha dicho que…
Pues Álvaro, no sé si me publicarán en papel alguna vez pero si es así, sería un placer.

Un beso cielo.
Ramón Villaplana ha dicho que…
Unos tonos fríos muy logrados. Una escena melancólica pero dinámica. Me recuerda a esa sensación de sentirse solo estando rodeado de gente.
Butzer ha dicho que…
Es como los sueños: es difuso, a veces frío, lejano, un boceto que no termina de definirse del todo..
Rosa Cáceres ha dicho que…
¡Ah, qué preciosa ilustración! Ya quisiera yo que las mías fueran tan buenas. Mi última novela se ha publicado con mis dibujos, pero lo dicho: ya quisiera yo.
Carolin ha dicho que…
La necesidad de refugiarnos en momentos en que sentimos que todo se nos derrumba es una alerta de que aun podemos recuperar nuestros sue�os si lo enfretamos de una forma vigorosa.

Un saludo Alvaro, muy buena ilustraci�n.
Alvaro Peña ha dicho que…
Hola Gustavo, gracias por tu apreciación, divido bastante mitrabajo com humorista gráfico, con plumilla y ordenador, del trabajo comopintor, todo a mano.

Saludos Ramón, efectivamente parece de una soledad de grupo

Hola Butzer, como bien dices no me gusta definir las cosas... donde estaría el misterio y el encanto??

Hola amiga Rosa, seguro que tu libro con tus ilustraciones estará genial, no hay nada mejor que el propio autor interpretando su obra, de todas formas si alguna vez necesitas mi ayuda, solo tienes que pedirmelo.

Hola Carolin, tienes toda la razón,me alaga que mi ilustración te inspire una recuperación de esos sueños que cada uno iene perdidos.saludos
Rosa Cáceres ha dicho que…
Muchas gracias por la oferta.

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…