Ir al contenido principal

Canales


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
HAS DADO EN EL CLAVO
Obtener "grandes masas de zombis mentales obsesionadas con la TV" es un objetivo de ingeniería social denunciado en las primeras páginas del libro que publicó en 2006 Daniel Estulin
La Televisión permite esas cosas. Su poder hipnótico ya era denunciado por Orwell en su premonitoria novela “1984”. Pero ¿Quién y para que haría semejantes cosas?

Los hechos históricos obedecen a una lógica secuencial y son planificados. Quienes dirigen los grandes acontecimientos del mundo pretenden evitar que el pensamiento lógico (algo aprendido y desarrollado culturalmente a lo largo de los siglos, no innato) sea patrimonio de todos, para reservarlo a una élite del 1% que gobierne a la masa del 99% de humanos cuyo pensamiento habitual sea emocional, sentimental, variable, irracional, ilógico, para lo cual usan entre otros medios la potente arma silenciosa de la Televisión; un arma terrible para la "guerra tranquila" que libran contra la ciudadanía en general, con sus programas basura y sus informativos en los que se ha resaltado la imagen emotiva y sustraído la lógica de las causas. Con dicha herramienta de manipulación se está consumando un GENOCIDIO CULTURAL, destruyendo el pensamiento lógico en las masas, que se aprende con esfuerzo en los largos años de escolarización, dejándolo exclusivamente para usos profesionales en los que es imprescindible.

Estos extremos se encuentran desarrollados con claridad en el libro de reciente publicación "Los secretos de club Bilderberg", de Daniel Estulin (Editorial Planeta. 2006). Su lectura es muy instructiva, en especial los capítulos dedicados a la introducción de la cultura del "sexo, droga y roc&roll" de los años sesenta (que ahora se quiere reeditar por lo barato en droga-sexo- botellón), al tráfico mundial de heroína y el lavado de capitales, o las guerras del petróleo.
Ramón Villaplana ha dicho que…
Está viendo la 7.
Salvonimus ha dicho que…
... o dicho de otra forma, ligeramente mas comprimida, "Pan y Circo" q dijo el filosofo.

PD: Habemus PC

Entradas populares de este blog

Sueño

"Sueño" de mi moleskine de trabajo

ABRACADABRA DE AlVARO PEÑA EN EL REAL CASINO DE MURCIA

A.Ganuza para la Opinión de Murcia:
Acrílicos, magia e identidad
Álvaro Peña presenta en el Real Casino de Murcia 'Abracadabra', una colección de 23 piezas que abre una nueva etapa en la trayectoria del pintor
Se trata de una muestra cargada de dinamismo que pretende «provocar» al espectador
Lo más difícil para los que se dedican al arte –en cualquiera de sus formas– es la firma. Pero no la signatura propiamente dicha de la obra, sino esa asignación casi mágica que se hace entre una pieza y su autor; ese estilo inconfundible, propio, que es un identificador casi tan certero como la impresión del nombre del artista sobre el lienzo.
Álvaro Peña inaugura en el Real Casino de Murcia su nueva colección, Abracadabra, y aunque no se refiera con el título a ese vínculo entre identidad y voz pintada que se describe en el primer párrafo de este texto –sino a la comunicación de las obras con el espectador–, no hay duda de que el pintor murciano ha logrado esa firma, ese yo pic…

LA POETICA DEL SIGNO. CRITICA DE ARTE

ĹA POETICA DEL SIGNO
de Pedro Manzano
Fue el crítico Michel Tapié quién etiquetó por primera vez el Informalismo. Una denominación introducida en 1951 con motivo de las exposiciones Véhémences Confrontées y Signifiants de L´informel, que permitiría designar a un grupo de pintores europeos y americanos: Riopelle, Fautrier, Dubuffet, Wols, Tápies, Pollock, Hartung o Guinovart…, entre otros, dotándolos de un nexo aglutinador. Un término complejo que integra ciertas ideas: el gusto por la materia, el trazo gestual, la búsqueda del sentido de lo espacial, la valoración del azar y la improvisación. Sin que resulten necesariamente excluyentes las referencias al mundo real o a la figuración. El Informalismo valora, sobre todo, la personalidad del artista y su posicionamiento en referencia a las técnicas y materiales empleados.
Aquellos logros del Informalismo han pervivido y mutado en la obra de un buen número de creadores. Y desde luego han sobrepasado ampliamente el siglo X…