Páginas

viernes, 26 de febrero de 2016

Alvaro Peña en Italia

 Desde la perspectiva de la figura humana, Álvaro Peña, deconstruye para volver a construir los elementos que conforman el ser humano. Unas veces en un primer plano, otras de cuerpo entero; se entremezclan líneas de una gran fuerza expresiva con un amplio abanico cromático. Explora de esta forma, aplicando grandes dosis de color y ornamentación, la belleza del ser humano. La línea es la que define el espacio de los cuerpos produciendo melancolía o ritmo de manera independiente, ocultando emoción y expresividad pero permaneciendo siempre segura y magistral lo que nos da idea de la genialidad del artista. Atmósferas idílicas en cada uno de sus cuadros, lo que provoca sueños que intentan acercarse a la realidad. provocando tensión rítmica de gran colorido estético. Para el artista, la creación se convierte en algo experimental, buscando siempre sueños de efímera realidad.
Actualmente su obra se puede encontrar en institucionesde Italia, o Francia, habiendo expuesto en lugares tan dispares como Portugal, Italia, Lituania o Rumanía.