Páginas

jueves, 8 de septiembre de 2011

Todos somos demonios o angeles según nos interesa

Entrevista en el diario La Verdad:

«Todos somos demonios o ángeles según nos interesa»

Álvaro Peña. Ilustrador y humorista gráfico

07.09.11 - 01:26 -

Álvaro Peña siempre esta sonriendo. Ilustrador y realizador de multitud de viñetas humorísticas para varias publicaciones nacionales e internacionales, Peña nació en Murcia y estudió Ciencias Políticas y Sociología en la Universidad Complutense de Madrid. A su regreso a Murcia comenzó a dar rienda suelta a una de las pasiones de su vida, la pintura y el dibujo. Esta tarde presenta en la Fundación Cajamurcia de Madrid la exposición 'El cabaret de los sueños perdidos'.
-¿Por qué el cabaret de los sueños perdidos?
-Son las almas melancólicas de mi ópera prima; en ella los personajes exhalan un sigilo suspenso de expresividad. Mis personajes se mueven en el oscuro mundo de la nueva bohemia.
-¿Por qué aborda el tema de las mancebías?
-Las mujeres del siglo XIV ocupaban los arrabales de la ciudad de Murcia que lindaban con las murallas árabes, fuera de la puerta de Murcia, y el barrio de la morería. Son estas mujeres las que con mayor facilidad expresaban la fuerza de su vida interior. Eran mucho más emotivas y exteriorizaban con mucha energía su vida íntima y personal.
-¿Tan dura es la vida de las prostitutas?
-El pintor Egon Schiele reflejaba en sus cuadros las angustias de las gentes que vivían internadas en centros psiquiátricos y las mujeres recogidas de la calle. Todos estos personajes manifestaban muy bien esa expresividad interna que podía transmitirse de forma pictórica.
-¿El tema es novedoso?
-No, es la profesión más antigua del mundo, de hecho la primera meretriz convertida en santa fue María Magdalena. En el siglo XIV las vírgenes y las mártires estaban muy cerca de las prostitutas y las casas de mancebía ya estaban legalizadas porque se daban muchos matrimonios de convivencia y necesitaban otros lugares para satisfacer el deseo carnal. Yo acepto todo sin ningún problema, mi madre me enseñó a respetar y entender a todo tipo de mujeres.
-Hay muchas naranjas en sus trabajos... ¿Le parecen eróticas?
-Pedro López Morales, el director del video que acompaña la muestra, pensó que el naranja iba a ser el color predominante ya que me había visto tomar mucho zumo de naranja, en cualquier lugar y a cualquier hora del día; y sobre todo porque es símbolo de energía, alegría, felicidad, atracción y creatividad.
-Presenta al demonio con cuernos muy pequeños. ¿Es bueno o malo?
-Nadie es bueno ni malo al cien por cien; creo que todos utilizamos nuestra parte buena o mala según nos interese; de hecho muchas de las figuras que aparecen en mi obra tienen un cierto aire ambiguo.
-¿Por qué presenta cerezas y jazmines en sus trabajos?
-Las cerezas son frutas prohibidas y asemeja a la mujer prohibida. Es roja, carnosa, pura. Los jazmines son de las pocas flores que ni se compran ni se venden; ¿ha visto usted vender jazmines en alguna floristería? Son unas de las pocas flores que tienes que cultivar tú mismo o te las tienen que regalar; son flores que limpian y perdonan las mercantilistas acciones que las mujeres del buen vivir realizan a través de la venta de su cuerpo.
-¿Por qué se viste usted siempre de blanco en el vídeo?
- Instrucciones del guionista. El color blanco da una aproximación a la existencia celestial, donde habitan los ángeles y de donde fueron expulsados los demonios.
-Vamos, que usted va de puro...
-Voy de puro porque me reservo el tanto por ciento de pureza que tengo. Todos somos ángeles y demonios.

4 comentarios:

Juan Serrano dijo...

Siembras, Álvaro, sabiduría en cada una de tus respuestas. Cosechas conocimiento en cada uno de tus párrafos. Y almacenas comprensión... y horti...cultura. Un abrazo. Y suerte.

acuarelas.susanalanau dijo...

Una entrevista fantástica.SUERTE
un saludo

joshemari dijo...

Magnífica entrevista Álvaro y felicidades por esa exposición.
Ahora que eres ya muy famoso, acuérdate de tus amigos. Je, je!
Un fuerte abrazo y disfrútalo!

Antonio Verdú Asís dijo...

Desde luego Álvaro, cada vez te alejas más de los pobres mortales, pero tú eres un ángel. Felicidades y enhorabuena por esa entrevista.
Un abrazo.