Páginas

viernes, 29 de agosto de 2008

Acequia con casas

Los que siguen el blog verán que llevo un tiempo con las acequias, de vez en cuando subo una para enseñaros lo que hago, en este caso la he realizado en vertical, considero un buen formato para una acequia y además se le da un aire importante que a lo mejor en la realidad no tiene por pasar muchas veces desapercibida. Voto por crear una asociación de amigos de las acequias para ver si se conservan aunque sólo sean para pintarlas, son especiales y nos remiten a otras épocas en donde los problemas de agua no existían.

7 comentarios:

stock advice dijo...

ive done something here to have you a few cents!

myspace txtmate dijo...

i think you add more info about it.

Antonio Verdú Asís dijo...

Estoy totalmente de acuerdo, las acéquias, la huerta, la vida, que añoranza de antaño, gracias.

Nelibri dijo...

Llevas toda la razón respecto a lo de las acequias. Están en vías de desaparición. Esta que muestras, ¿se halla en el Camino de Salabosque? Me suena de una que fotografié allí y ¡con agua!

Ana Belio dijo...

Pues así en vertical, la acequía cobra vida.

Un fuerte beso.

Rosa Cáceres dijo...

Lo primero de todo darte la enhorabuena por lo bien que ha quedado, publicado en La Verdad tu cartel de lo del lanzamiento de huesos de aceituna, de Cieza.
Pero también felicitarte por este nuevo logro de la acuarela y de la nostalgia. Es deber del pintor fijar para la posteridad la belleza fugitiva que su experta mirada sabe apreciar en un instante. Así lo has hecho en esta nueva acequia. La imagino limpia y rumorosa, agua lustral que purifica y renueva. Poesía plasmada por el pincel.

Alvaro Peña dijo...

La verdad es que me alegro que os gusten las acequias tanto como a mi. Es una pena que queden pocas y las pocas que quedan o están secas o de un color un tanto raro que más que agua parece que llevan otra cosa.
Efectivamente salió en cartel del lanzamiento de Huesos de Oliva en diferentes medios de comunicación.